EL CORNON 2188m

10 OCTUBRE 2009
Partimos de Santa María del Puerto, para acercarnos a las cumbres del Cornon.No esta buen día hoy, pero ya puestos aquí nos animamos a caminar un poco con la esperanza de que pueda despejar. llueve suavemente pero lo cierto es que moja, y según vamos caminando perdemos las esperanzas de disfrutar de las vistas, no así del día pues la llovizna no entorpece nuestro caminar y vamos disfrutando de la frescura que el agua aporta al paisaje con el que nos encontramos.Como el laborioso trabajo que una araña prendió de estos escaramujos.
Un clik en la
foto para verlo.


Nada mas salir del Puerto, un nuevo amigo nos acompaña, todo el camino a nuestro lado deteniéndose para lamer algún hueso que por los alrededores se va encontrando, particularmente no es que me agraden mucho los perros, pero este es especial corretea junto a nosotros sin molestar,me pregunto como se llamara, he probado con varios nombres pero nada.


Llegados a las lagunas que cercanas a la cumbre se encuentran ya desistimos de ver algo hoy.


Con la ilusión que me hacia ver desde aquí las cercanas cumbres de Cebolledas y Chao los Bueyes que unos meses atrás habíamos recorrido y nos ofrecían una preciosa vista del Cornon.El recorrido, aunque suave de desnivel, se hace largo pues,son unos 17km mas o menos según el Garmin pero muy llevaderos, sobre todo después de las caminatas de las ultimas semanas se hacen fáciles.Caminamos pues saboreando todo lo que nos vamos encontrando y por que no,¿unos arándanos?

Una vez llegados a su cumbre intentábamos llegar al Cornin, pero desistimos para
volver otro día, ya tenemos la disculpa,
comemos esta vez rápido en su cumbre para iniciar el regreso,
nuestro amigo se sentó con nosotros prudente a cierta distancia,temeroso de que no fuese de nuestro agrado .Con quien compartimos
lo que teníamos, sin pedirnos nada por cierto, acompañando fielmente nuestro regreso al Puerto.

1 comentario:

  1. Esto del Cebolledo y el Chao de los Bueyes, me suena de algo. Dia excelente aquel en vuestra compañia. La bajada a Genestoso, se las trajo, pero el refligerio cerca de Cangas lo curo todo. Un abrazo. A de la Mata.

    ResponderEliminar